"... En los minutos de la arena creo
sentir el tiempo cósmico: la historia
que encierra en sus espejos la memoria
o que ha disuelto Leteo. ..."
Jorge Luis Borges

lunes, 8 de octubre de 2012

La Revolución Cubana



Fulgencio Batista

Desde que finalizó la dominación española en Cuba, la isla estuvo bajo la influencia de los EE.UU. y sus empresas. Los negocios se concentraban en la explotación de la caña de azúcar. En 1933 el presidente Machado fue derrocado por una coalición de estudiantes y soldados que lo acusaban de corrupción y favoritismo hacia los intereses extranjeros. Entre los insurgentes se encontraba el sargento Fulgencio Batista, quien ocupó la presidencia alternadamente entre 1940 y 1958. Durante su gestión se produjeron nuevos casos de corrupción, a principios de la década de 1950, los sectores medios y populares urbanos, escandalizados por ello, se sumaron a la oposición al gobierno, encabezada por los obreros del azúcar. En las elecciones de 1952, la oposición presentó como candidato a Fidel Castro, Batista también se presentó, pero cuando advirtió que no tenía posibilidades de ganar, optó por el golpe de Estado, y en marzo de 1952, tomó el poder. El abogado Fidel Castro presentó un recurso frente a los tribunales de justicia, pero fue rechazado. Castro convocó entonces a un grupo de jóvenes universitarios y organizó un ataque sorpresa al cuartel Moncada para derrocar al dictador, el asalto se concretó el 26 de julio de 1953 y los rebeldes fueron derrotados. Fidel Castro y su hermano Raúl fueron encarcelados durante dos años.
Mientras tanto con Batista en el poder, creció la influencia estadounidense en la isla, la ciudad de La Habana era considerada el lugar destinado al juego y a la diversión de la burguesía estadounidense, mientras que la población cubana presentaba una tasa de analfabetismo del 40%.

Hacia fines de 1955, Castro se reunió en México con un grupo de revolucionarios cubanos y latinoamericanos como  Ernesto “Che” Guevara, médico argentino, que se habían unido a la lucha contra Batista y fundó el Movimiento 26 de Julio. Se entrenaron en las tácticas de la guerra de guerrillas y planificaron el regreso a la isla para derrocar al dictador. Su llegada debía coincidir con un levantamiento civil en Santiago de Cuba, pero el arribo del yate “Granma” se demoró y el levantamiento civil fue aplastado. Las fuerzas de Batista esperaron el desembarco y lo reprimieron. Castro, Guevara y 11 compañeros más se refugiaron en la Sierra Maestra.
El grupo de guerrilleros se reorganizó y comenzó a instalar bases. Hasta fines de 1958 los guerrilleros de Sierra Maestra desarrollaron múltiples acciones de guerra de guerrillas y libraron varios combates contra las fuerzas de Batista, además recibieron el apoyo de campesinos, entre los sectores urbanos, el movimiento guerrillero sólo contó con el apoyo de estudiantes universitarios, los sectores medios urbanos y el movimiento obrero comunista se sumaron a la revolución cuando ésta había triunfado.

Para fines de 1958 los hombres de Castro habían logrado aislar a las fuerzas de Batista en la ciudad de Santa Clara, el 30 de diciembre se rindieron sitiados por la cuarta columna del ejército revolucionario comandada por el “Che” Guevara. Se declaró una huelga general en todo el país. Batista huyó a EE.UU. y luego los revolucionarios entraron en La Habana aclamados por la población.
Los cambios económicos en general y la reforma agraria en particular, provocaron el alejamiento de los sectores moderados, registrándose un éxodo hacia Miami (EE.UU.). El comunista Osvaldo Dorticós Torrado fue designado presidente, ocupándose de las relaciones internacionales y Castro asumió la conducción del proceso de las transformaciones revolucionarias.

Las primeras medidas tuvieron como objetivo disminuir la desocupación, la redistribución del ingreso, el aumento de salarios, la rebaja de las tarifas de servicios públicos y de los alquileres. Pero el primer paso fue la Reforma Agraria, que en principio estableció un límite máximo de  extensión (67  hectáreas) para las explotaciones individuales y (400 hectáreas) para  las colectivas. El objetivo era eliminar la renta de la tierra y transferir al Estado el control de las propiedades. En una segunda etapa se nacionalizaron todas las propiedades de más de 67 hectáreas.
Esto afectó los intereses de las empresas estadounidenses, se sucedieron agresiones económicas y militares de parte de los EE.UU. hacia Cuba. El gobierno cubano contó con el apoyo de la U.R.S.S. y como respuesta expropió las compañías de capitales estadounidenses. El gobierno norteamericano decretó un embargo comercial a la isla. Castro declaró el carácter socialista de la Revolución y los EE.UU. rompieron relaciones diplomáticas. En los años siguientes, presionados por el bloqueo, el gobierno cubano se vio forzado a posponer  el desarrollo de la industrialización e intensificar la producción agraria para el abastecimiento del mercado interno y para la exportación.
Entre 1966 y 1970, el gobierno cubano se concentró en avanzar sobre los problemas sociales. Se realizaron campañas de alfabetización para adultos y se logró con el tiempo una buena calidad educativa, en todos los niveles. Otra esfera de interés fue la salud pública, muchos indicadores sociales, como la esperanza de vida al nacer o la desnutrición, mejoraron extraordinariamente.
Ernesto "Che" Guevara
Como consecuencia de la Revolución Cubana, surgieron varios movimientos guerrilleros en Latinoamérica. En 1965, Ernesto Che Guevara se alejó del escenario cubano e intervino en los movimientos independentistas de África y en 1966 se dirigió a Bolivia para conducir una experiencia guerrillera, pero no consiguiendo el apoyo necesario, fue asesinado el 8 de octubre de 1967. Su figura colaboró en la expansión de los ideales revolucionarios e inspiró el surgimiento de focos guerrilleros en América Latina.
La idea de la lucha armada contribuyó al surgimiento de la llamada “izquierda revolucionaria”. En unos casos se trató de frentes armados de campesinos, en otros, de una combinación entre la lucha rural y la urbana. Los “Tupamaros” uruguayos fueron los primeros en desplegar acciones de guerrilla urbana. Allí, en Guatemala, El Salvador, Argentina, Colombia y Nicaragua, los grupos guerrilleros llegaron a convertirse en fuerzas importantes, pero el único país en donde lograron  alcanzar  el poder fue en Nicaragua.



No hay comentarios:

Publicar un comentario